5 PRÁCTICOS TRUCOS PARA ELIMINAR EL SARRO DEL INODORO RÁPIDAMENTE

Si bien el sarro que se encuentra en el inodoro es generalmente muy fácil de eliminar, los químicos que utilizamos para llevar a cabo dicha actividad pueden llegar a ser muy peligrosos para nuestra salud.

De hecho, los científicos han determinado que hay sustancias químicas que dañan nuestra piel, deterioran nuestro olfato y nuestro sentido de la vista con solo estar cerca de ellos.

¿Se imaginan lo dañino que serían si tuviéramos contacto con esas materias? Utiliza estos métodos y te aseguramos que erradicarás el sarro y te mantendrás saludable.

5 trucos caseros para decirle adiós al sarro y mantener tu piel sana
Bicarbonato y agua oxigenada:

Mezcla media taza de bicarbonato con dos cucharadas de agua oxigenada y obtendrás una pasta. Esta sustancia la vas a colocar y extender por todo tu inodoro y la dejas actuar por 20 minutos, de manera que las bacterias se desprendan y puedan ser eliminadas cuando retires el remedio con un paño.

La combinación es genial porque aclara el objeto y lo desinfecta cuanto antes.

Piedra pómez:
Este maravilloso objeto es muy conocido por remover la piel muerta de nuestro cuerpo, pero no solo es útil en ese sentido, sino que también limpia, desinfecta y blanquea los utensilios y muebles de nuestro hogar.

Humedece la piedra con agua tibia y frota con ímpetu en las áreas afectadas por el sarro. Si notas que se ha secado, vuelve a mojarla debido a que puede dejar marcas y no queremos eso.

Bórax:
El limpiador de inodoros por excelencia, es mucho más potente que los demás trucos que hemos proporcionado, sin embargo, no es nocivo para nuestra salud. Vierte 1 taza de vinagre blanco por el inodoro, déjalo reposar por 15 minutos, luego agrega 4 cucharadas de bórax en polvo y frota muy bien en toda el área y vuelve a dejar que actué por 20 minutos más. Transcurrido ese lapso viertes 1 litro de agua caliente para que toda la suciedad salga de una vez por todas.

COCA COLA Y BICARBONATO:

Con una lata de coca cola será suficiente para empezar a realizar el trabajo de limpieza, tienes que dejar que se adhiera a cada parte del inodoro por 10 minutos, tomas un cepillo y lo pasas por donde se encuentra el sarro, vierte una taza de vinagre y de cucharadas de bicarbonato, deja que repose por media hora y vuelves a frotar hasta finalmente enjuagar todo.

Vinagre con limón:
Mezclar ambos alimentos crea un desinfectante natural ideal para limpiar prácticamente todo tipo de objetos, suelo y techo de tu hogar.

Con media taza de vinagre y el jugo de un limón vas a poder eliminar el sarro y todas las bacterias que se encuentren tanto tu inodoro como en el resto de tu baño y hogar. Coloca el líquido justo donde se encuentre la suciedad y limpia con mucha energía. Ni siquiera es necesario que dejes reposar porque actúan demasiado rápido y de manera eficaz.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *