ME DIJERON A LOS 15 AÑOS QUE NO COMIERA ESTO Y SEGUÍ COMIÉNDOLO COMO LOCA AHORA TENGO CÁNCER

Una necesidad esencial de todo ser vivo es el comer. Si no comemos, no podemos continuar con vida, ya que es el único medio disponible para obtener los nutrientes y minerales necesarios. Para saciar esa necesidad, en la naturaleza encontramos todos los alimentos requeridos.

 

 

Muchas personas “astutas” han tratado de aprovecharse de esta oportunidad. Por ello, a fin de acumular riquezas, están dispuestos a lo que sea. Una de las atrocidades que cometen, es fabricar alimentos a base de compuestos químicos.

 

 

Dichos alimentos son muy corrosivos para la salud humana. Es por esta razón que en los últimos años se han desatado muchas enfermedades. Debido a eso, otras enfermedades han encontrado el ambiente perfecto para expandirse. Una de estas enfermedades que se ha expandido en todo el mundo es el cáncer.

 

 

El día de hoy te hablaremos de algunos alimentos que lo están provocando.

 

Una vez lo sepas, podrás evitarlo y así prevenir el desarrollo de cáncer. Presta cuidadosa atención a la siguiente información para que tomes as medidas necesarias.

 

Los refrescos

Como sabemos, estas bebidas están repletas de azúcar, químicos y colorantes. Es por esa razón que no se recomienda su consumo bajo ninguna circunstancia. Además, estos contribuyen al desarrollo de diabetes, obesidad y crecimiento del páncreas.

 

La harina
Estos alimentos poseen un alto índice glicémico, que aumentan la glucosa en la sangre. Debido a esto, producen los mismos efectos que el consumo excesivo de azúcar. En otras palabras, al consumir harina, el cuerpo la procesa como si fuera azúcar.

 

Azúcar
Está de más decir que este ingrediente es el principal causante de la diabetes y la obesidad. Por tal razón, los expertos la consideran como una gran amenaza. La misma puede incluso llegar a afectar nuestro sistema nervioso.

 

Leche

Un nutricionista llamado Patrick Holford afirma que, por su alto contenido de lactosa, el cuerpo pierde la capacidad de digerir. Esto a su vez, nos lleva a ser intolerante a muchos otros alimentos.

Resultado de imagen para carne cruda

Papas fritas
Debido a sus altos contenidos de sodio, las papas fritas pueden llegar a provocarnos cáncer gástrico. El mismo afecta nuestra presión arterial y el funcionamiento del corazón directamente.

 

Sopas enlatadas
Las sopas enlatadas son ricas en sodio. Sin embargo, pueden producir retención de líquidos y afectar nuestra presión arterial. Por tal razón, debes tratar de evitarlas por completo este tipo de alimentos.

 

Margarinas

Aunque te parezca difícil de creer, las margarinas afectan directamente nuestro hígado. Esto se debe a su alto contenido de grasas trans que nuestro cuerpo no puede procesar. Como resultado, se puede llegar a desarrollar algún tipo de cáncer.

 

Carne procesada
El jamón, salchichas, perros calientes, tocinetas y otras carnes procesadas pueden parecer muy apetitosas. Sin embargo, todas ellas contienen preservantes químicos que las hacen muy peligrosas. Por ello, al consumirla aumentamos las probabilidades de terminar desarrollando cáncer. De ahí que el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer no recomiende su consumo.

 

Comida rápida
La comida rápida también es rica en sodio, carne procesada y grasas trans. Ya anteriormente te hemos mencionado las consecuencias de consumir cada uno de estos ingredientes. Por tal razón, debemos evitar a toda costa el consumo de comida rápida.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *