VIDEO COMPLEO DEL PODER CURATIVO DE LA ORINA HUMANA AUNQUE AVESES DA RISA PERO ES MUY IMPORTANTE SABER ESTO

loading…


LOS ORINES DEL CUERPO HUMANO USADOS COMO REMEDIO 

El uso de la propia orina como terapia al hacer la búsqueda investigativa; en revisión de literatura encontramos el dato más antiguo en el Veda Hindú, que nació hace 5, 000 años A. C. llamado “Shivambukaloa ” donde se le dedican 107 capítulos a la orinoterapia. En el budismo de Asía desde los tiempos antiguos ha existido la orinoterapia. En Japón, hace 800 años que se esta usando la orinoterapía. En el libro sagrado de la religión Jaina, que se llamo Babeharu, se decía que “En caso de ayuno, tomará su propia orina todo lo que salga”. Los lamas tibetanos quienes tienen una costumbre y tradición de tomar su propia orina y vivían hasta 150 años de edad.

Como podemos analizar, la orina como terapia ha existido y existe mundialmente, respaldada por diversas tradiciones religiosas. En el área caliente del Golfo Pérsico, los odontólogos árabes la habían usado como antibiótico y analgésico para tratar la piorrea o caries. También en los pueblos de Latínoamérica existe esta tradición en las comunidades incas y aztecas. En Puerto Rico, al entrevistar a muchos de nuestros ancianos en los centros de cuidado diurno, nos han relatado el uso que se le ha dado a la orina para el dolor de oído, muelas, picaduras de abeja, avispa, alacrán, quemadura de agua viva, fricciones contra dolor de huesos y músculos entre otras dolencias. Ahora con los recientes programas de televisión transmitidos a finales de abril y principios de mayo de 1997, son muchas las personas que nos han relatado los beneficios que han obtenido al usar su propia orina como una terapia para rebajar de peso, obtención de más energía, dolores de oído, mejorar la diabetes, dolores de artritis e indigestión, entre otras.

La Orínoterapia y Medicina Agradable

se están extendiendo rápídamente desde Nicaragua hacia Centroamérica, inclusive México y Panamá, no sólo por razones económicas, sino por la efectividad clínica, sin ningún riesgo.

El cáncer ya no es una enfermedad especial, sino que es muy común. A pesar de todo, también queremos poner énfasis en que estas enfermedades se curan muy bien, para que los enfermos y sus familiares no pierdan la fe y esperanza en la recuperación final.