SÍNTOMAS QUE INDICAN LA PRESENCIA DEL COLESTEROL ALTO.

A veces nos preocupamos mucho por nuestra salud, pero dejamos pasar ciertos detalles que son fundamentales para lograr tener un bienestar pleno, ya que pensamos que simplemente al no presentar alguna enfermedad marcada, estamos libre de problemas.

Pero, realmente, el hecho de no presentar alguna enfermedad es bueno, pero hay que tomar en cuenta otros detalles como los niveles de nuestra sangre, que, aunque a la larga si hay una alteración se presentará algún síntoma, en un principio podemos tener algún desbalance y no saber nada hasta que empeore.

Uno de los valores más importantes para tener en cuenta de los niveles de la sangre es el colesterol, pues un nivel muy alto de este implica un problema muy grave en la circulación de la sangre y por lo tanto en nuestra salud cardiovascular.

ESTAS SEÑALES SE PRESENTAN CUANDO TIENES EL COLESTEROL ALTO

Primero que nada, el colesterol aumenta cuando llevamos una dieta llena de grasas saturadas, bien sea por comida chatarra, frituras, golosinas, gaseosas y bebidas alcohólicas.

Además, también el hecho de tener un estilo de vida sedentaria podemos hacer que este nivel aumente, ya que el cuerpo no quema las grasas que acumula ya demás se origina la obesidad.

Es por ello que debemos tener muy en cuenta estos detalles de nuestra vida, pues no es un capricho superficial, sino que realmente debemos estar en forma para que nuestro cuerpo funcione de la manera más sana posible.

Así bien, los síntomas que se presentan cuando tenemos el colesterol alto son:

Dolores en el pecho

Náuseas y mareos

Inflamaciones en las extremidades superiores e inferiores

Problemas de la visión

Dolores de cabeza constantes

Fatiga y sueño excesivo

Exceso de gases y eructos

Resequedad en la boca

Pesadez

Mal aliento

Reacciones cutáneas como la urticaria

Sudoración fría

Falta de equilibrio

Además de esto, el colesterol puede implicar un exceso de grasa, lo cual puede causar obstrucciones en las arterias y de este modo se comienzan a desarrollar deficiencias cardiovasculares, las cuales si no son tratadas de la manera correcta pueden desembocar en un paro cardíaco.

Así bien, lo mejor es que cuides tu alimentación y sigas un estilo de vida más sano, previniendo siempre estos problemas.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *